• Cáseda

    En primer lugar, resulta interesante realizar un recorrido por el propio Cáseda. Admirar sus calles, su plaza de corte defensivo, los restos de muralla, la iglesia, sus casas blasonadas…. y también sus ermitas.

  • Castillo de Javier

    Solar de la familia de San Francisco Javier, patrón de Navarra y de las misiones. En sus dependencias alberga un magnífico crucifijo del siglo XIII, del que se dice sudó sangre en los momentos más duros de la vida del santo, y sobre todo, en su muerte.

  • Embalse de Yesa

    Alimentado por el río Aragón al pie de la Sierra de Leire. Es un lugar idóneo para practicar deportes acuáticos: desde la vela al windsurfing, el esquí acuático o el pilotaje de motoras.

  • Foces de Lumbier y Arbayún

    Parajes naturales de gran belleza. Los ríos Irati y Salazar forman, al atravesar las estribaciones montañosas, estas dos imponentes y famosas foces. Están declaradas como Reservas Naturales.

  • Monasterio de San Salvador de Leire

    De gran significación histórica y artística. Situado en la sierra de Leire, custodia los restos de los primeros reyes de Navarra.

  • Sangüesa

    Escala importante para los peregrinos a Santiago de Compostela. La monumental ciudad de Sangüesa cuenta con varios monumentos dignos de visitarse: Iglesia de Santa María, Iglesia de Santiago, Iglesia de San Salvador, Convento de San Francisco de Asís, Iglesia del Carmen y el Palacio del Príncipe de Viana, antigua residencia de los reyes de Navarra.

  • Sierra de Leire

    Bello entorno para los amantes del excursionismo. Lugar, por excelencia, de los amantes del ala delta.