Agropecuario

La agricultura siempre fue la actividad económica central de Cáseda, pero actualmente la mayor fuerza de riqueza del municipio reside en la industria. De todas maneras, el sector agropecuario todavía tiene una gran importancia.

Las explotaciones agrícolas se distribuyen en tierras labradas, tierras para pastos permanentes, especies arbóreas forestales y otras tierras. En la superficie labrada sobresale el cereal, principalmente la cebada y el maíz, aunque también tiene una gran importancia el cultivo del girasol y la gran diversidad de hortalizas. Entre los cultivos leñosos, los que más superficie ocupan son los frutales. La vid ha sufrido un gran retroceso y el olivo, que estaba en vías de desaparición ha aumentado su producción.

Con la construcción del Canal de las Bardenas, que atraviesa el municipio de Norte a Sur, la superficie de regadío ha aumentado considerablemente y constituye más de la mitad de la superficie labrada, donde se cultivan las hortalizas, gran parte de cereal y de frutales.

El terreno comunal ocupa casi la mitad del término municipal y está formado por pastos y terreno forestal.

La actividad ganadera tuvo mucha importancia en el pasado, sobre todo la del ganado lanar, pero hoy en día esa actividad ha disminuido notablemente.

Cáseda cuenta con una Cooperativa Cerealista, con unos 260 socios, situada en la carretera a Gallipienzo (teléfono 948 87 93 10). Su presidente es Carlos Rodriguez y su gerente Francisco Javier Moriones.

Las “Bodegas Olimpia”, ubicadas en la antigua Bodega Cooperativa, están especializadas en la producción de vinos nobles.